Saltar al contenido

Todo lo que Necesita Saber Sobre el Protocolo POP

El uso del correo electrónico es uno de los medios de comunicación más usados a nivel global. Los anteriores sistemas postales y telegráficos no pueden competir con el e-mail en cuanto a seguridad y velocidad de transmisión. Si bien una carta desde Madrid a New York puede tomar días en llegar, un correo electrónico solo demora segundos.

Hoy analizaremos uno de los mecanismos utilizados en internet para el envío y recepción de correos electrónicos, el protocolo POP. Si quieres conocer las principales características y modo de empleo de este protocolo te invito a que continúes leyendo.

El protocolo POP.

Tabla de contenidos

Uso de POP

El Protocolo de Oficina de Correo, o también llamado Protocolo de Oficina Postal POP (del inglés Post Office Protocol) es usado en clientes de correo electrónico locales. Este protocolo se emplea para descargar los correos electrónicos desde el servidor al cliente local. El servidor remoto es conocido como servidor POP.

El protocolo POP se encuentra dentro del nivel de aplicación en el modelo de interconexión de sistemas abiertos OSI. La primera versión del protocolo POP, conocida como POP1 estaba regulada por la RFC 918 estando ya obsoleta. La RFC 937 describe las características de la versión 2 del protocolo POP. No obstante, cuando nos referimos al protocolo POP, en realidad se indica a la versión 3 de este protocolo. Esta última versión POP3, está descrita en la RFC 1939.

Características del protocolo POP

El protocolo POP está diseñado en principio para la recepción de correo electrónico. De esta manera, un usuario puede extraer los correos nuevos en el servidor POP y descargarlos al cliente local. Muchos de estos correos no son necesarios enviarlos. Esto constituye una ventaja, ya que los usuarios con conexiones muy lentas e intermitentes a internet pueden chequear sus correos sin necesidad de estar conectados.

El funcionamiento general para el protocolo es el siguiente:

En primer lugar, el cliente se conecta mediante el protocolo al servidor. A continuación, se obtienen todos los nuevos mensajes. Estos mensajes son almacenados en el ordenador como mensajes nuevos. Los mensajes descargados son eliminados del servidor y el cliente se desconecta del mismo.

No obstante, algunos clientes que utilizan el protocolo POP traen la opción para no eliminar los correos del servidor.

Dejar mensajes en el servidor POP

Para poder mantener los mensajes en el servidor, el cliente de correo emplea la orden Listado de identificación Única UIDL (del inglés Unique IDentification Listing). Para la identificación de los mensajes en el servidor POP3 utiliza el numero ordinal del mensaje. Este mecanismo de identificación puede traer problemas asociados a la opción de dejar mensajes en el servidor. Esto ocurre ya que la numeración de los mensajes cambia entre conexiones distintas.

A manera de ejemplo, supongamos que en un buzón existe 6 mensajes. Un cliente se conecta y elimina el mensaje 4. Una vez que se establezca otra conexión, el mensaje número 5 pasará a ser el 4 y el mensaje 6 será el 5 cambiando la dirección de estos dos últimos mensajes.

La orden UIDL emplea un mecanismo el cual elimina estos problemas de numeración. De esta manera, el servidor asigna a cada mensaje una cadena única de caracteres la cual permanece sobre el mismo. Cuando un cliente POP utiliza la orden UIDL al conectarse a un servidor, obtiene un mapeo del identificador del mensaje. Este mapeo se emplea para decidir cuáles mensajes serán descargados y cuales dejados en el servidor.

Órdenes del protocolo POP

Técnicamente hablando, para un cliente de correo con el protocolo POP establecer conexión con el servidor POP abre una conexión TCP en el puerto 110. Una vez establecida la conexión, el cliente envía órdenes al servidor y espera respuestas a estas órdenes. Este flujo de órdenes y respuestas entre el cliente de correo y el servidor POP ocurre mientras la conexión esté establecida. Estas órdenes y respuestas están establecidas y descritas en las especificaciones del protocolo.

El servidor solicita al cliente las credenciales de autenticación durante esta comunicación. El cliente de correo envía el usuario y la contraseña al servidor y este comprueba que san correctas. Este paso se llama estado de autenticación.

Una vez se comprueba que la autenticación es correcta, el cliente de correo entra al estado de transacción. Durante este estado, el cliente puede enviar ordenes DELE, LIST y RETR. Estas órdenes pueden eliminar, mostrar y descargar mensajes en el servidor POP. No obstante, para que una acción de borrado de mensajes se efectiva, el cliente tiene que necesariamente enviar la orden QUIT al servidor la cual termina la sesión abierta.

Una vez que se envía la orden QUIT, el servidor entra en fase de actualización. Durante esta fase, son eliminados todos los mensajes marcados a este fin por el cliente. Además, se limpian y eliminan todos los recursos que hayan sido utilizados o creados durante la sesión de comunicación.

Existe la posibilidad de establecer conexión con el servidor POP realizando Telnet al puerto 110. Esta opción es muy útil cuando no se quiere recibir un mensaje enviado con un fichero demasiado largo.

Otras órdenes

Las ordenes que son posibles enviar entre el cliente y el servidor durante las diferentes fases de comunicación son:

  • USER”, esta orden envía el usuario en cuestión al servidor. Este envió ocurre una sola vez durante la sesión.
  • PASS”, se envía la contraseña correspondiente al usuario para completar el proceso de autenticación.
  • STAT”, mediante esta orden es posible conocer la cantidad de mensajes no eliminados en el buzón y el tamaño total del mismo.
  • LIST”, permite obtener todos los mensajes no borrados y la longitud de cada uno de ellos.
  • RETR”, con esta orden podemos obtener un mensaje especifico el cual no se elimina del buzón.
  • TOP”, se emplea para mostrar la cabecera y el número de líneas que ocupa un mensaje específico.
  • DELE”, con esta orden se solicita eliminar un mensaje específico al servidor.
  • RSET”, se utiliza para restaurar los mensajes que se hayan solicitado eliminar en la sesión actual.
  • UIDL”, esta orden devuelve una cadena de caracteres específica de cada mensaje. Esta cadena es persistente en cada sesión para cada mensaje y no varía.
  • QUIT”, cierra la sesión actual.

Seguridad del protocolo POP

En principio el protocolo POP no era muy de fiar. Esto se debía a que las credenciales eran transmitidas entre el cliente de correo y el servidor mediante texto plano, sin ningún cifrado. Aunque aún es posible encontrar este defecto de seguridad, actualmente POP3 ha implementado diversos mecanismos de autenticación y cifrado para mantener la seguridad en la comunicación. Uno de estos mecanismos es APOP, el cual emplea funciones MD5 con el fin de evitar el ataque sobre las credenciales de usuario.

Protocolo POP vs IMAP

De manera contraria al protocolo POP, con el protocolo IMAP se puede trabajar en modo conectado o desconectado. Generalmente, un cliente de correo que soporte el protocolo IMAP no eliminan los mensajes del servidor. El usuario debe eliminar de manera directa estos mensajes. Este modo de operar, unido a otras características, permiten a al protocolo IMAP enlazar varios clientes simultáneamente al mismo buzón de correo.

La gran mayoría de los clientes de correo electrónico incluyen indistintamente el protocolo POP e IMAP entre sus funciones. No obstante, no todos los proveedores de internet ofrecen el protocolo IMAP como un plus de los servicios contratados.

Ventajas del protocolo POP

La principal ventaja del protocolo POP es la posibilidad de trabajar en modo de desconexión. Ya que el protocolo no requiere estar conectado todo el tiempo al servidor para poder visualizar o eliminar los correos. Esta característica es muy beneficiosa en lugares donde las conexiones a la red son demasiado lentas e intermitentes.


Artículos relacionados que te podrían resultar interesantes: