Saltar al contenido

Qué son los Recursos del Sistema en un Ordenador

Recursos del sistema operativo

Tabla de contenidos


La eficiencia es una de las cualidades más atractivas de cualquier ser humano. Si bien tener muchos recursos a disposición es bastante bueno, saber cómo gestionarlos eficientemente es aún mejor. Esta práctica se aplica a cualquier entorno de la vida moderna. Los ordenadores no escapan de este precepto. Por esto, lo desarrolladores de sistema siempre enfocan sus diseños en gestionar de la manera más eficiente posible lo recursos que estén a su disposición.

Obtener el mejor y más caro producto en el mercado no siempre es la mejor solución. Sin embargo, comprar el más eficiente según la utilidad que le destinemos, es una muy buena solución. Pues lo que hace eficiente a un ordenador es su capacidad de gestionar lo más eficientemente posible los recursos del sistema que están a su disocian. Pero, ¿qué son los recursos del sistema? ¿Cómo se gestionan los recursos de que dispone un sistema computarizado?

Si quieres conocer las respuestas a estas y otras interrogantes, te invito a continuar leyendo. Ya comenzamos.

¿Qué son los recursos del sistema?

En los sistemas informáticos, un recurso del sistema, o sencillamente un recurso, es cualquier componente virtual o físico. Este componente debe tener una disponibilidad limitada dentro del sistema informático. Todo dispositivo conectado al ordenador y todos los componentes internos del sistema son considerados recursos del sistema.

Pero esta definición puede ir más allá. Con la evolución de la tecnología el concepto original de ordenador ha cambiado y actualizado a las características actuales. Actualmente los ordenadores no son solo las clásicas cajas metálicas con componentes de hardware dentro, con teclados, mouse y monitores conectados a esta.

Hoy en día hay teléfonos inteligentes que tienen mayor capacidad de procesamiento que un ordenador clásico. En este mismo ámbito se sitúan las tabletas y consolas de última generación por citar dos ejemplos.

Cómo se gestionan los recursos del sistema

El sistema operativo más utilizado en el mundo Windows en sus diferentes versiones realiza un procedimiento muy específico para gestionar los recursos del sistema. El primer paso, una vez encendido el ordenador, es comprobar y validar todos los dispositivos conectados al ordenador y actualizar estos valores en el registro.

En este paso está disponible toda la información sobre el espacio ocupado y disponible en discos, la capacidad de la memoria RAM, los dispositivos de almacenamiento externo, etc. A la par de comprobaciones de los recursos se inicializan los servicios y procesos que se ejecutarán en segundo plano.

Prácticamente nunca vemos las acciones que realizan estos procesos en segundo plano. Por ejemplo, una vez encendido el ordenador, el antivirus que tengas instalado ejecutara diversas tareas en segundo plano. Ya sea una actualización de la base de datos contra software maliciosos, o un escaneo de una partición específica de disco.

Antivirus en segundo plano.

Solicitud de recurso del sistema

Cuando una aplicación, o el propio sistema operativo, necesita un servicio para poder ejecutar una tarea específica, este recurso es solicitado. Es decir, una vez abrimos un programa específico, se realiza una comprobación de todos los recursos necesarios para que este programa se ejecute y la disponibilidad de estos recursos en el sistema.

Si se cumplen los requisitos necesarios, el programa se ejecuta sin ningún problema. No obstante, en caso de que un recurso necesario no esté disponible, el sistema comprueba que programa esta utilizando el recurso e intenta liberarlo. Generalmente, cuando una aplicación específica hace uso de un recurso del sistema, cuando termina su ejecución debe liberar este recurso.

Pero en ocasiones no es así, cuando la aplicación termina de ejecutarse no se libera el recurso utilizado. Como consecuencia, el sistema o las aplicaciones se congelan ya que alguna otra aplicación se apropia de los recursos necesario para que se ejecuten correctamente en segundo plano. Esto es ya que los sistemas computarizado disponen de una cantidad limitada de recursos disponibles. Por tanto, gestionarlos eficientemente es una prioridad.

Tipos de recursos del sistema

Los recursos del sistema son empleados por el software y el hardware del sistema para comunicarse entre ellos. De esta manera, una aplicación determinada puede solicitar acceso al disco duro para guardar información. La comunicación es en las dos direcciones, el teclado, por ejemplo, puede solicitar atención cuando estamos presionando teclas para escribir en un editor de texto. Existen cuatro tipos de recursos del sistema.

Canales de acceso directo a memoria (DMA)

Los canales de acceso directo a memoria DMA (siglas en inglés de Direct Memory Access) es un recurso del sistema utilizado tanto por el software como por el hardware del ordenador. Este método de acceso permite a un dispositivo de entrada o salida enviar datos a la memoria sin necesidad de pasar por la unidad central de procesamiento CPU. Por ejemplo, las impresoras están diseñadas para utilizar canales DMA.

Los canales DMA no son tan utilizados en las tecnologías modernas. Esto se debe a que su funcionamiento es bastante lento en comparación con otros métodos de acceso a memoria. No obstante, dispositivos de hardware más lentos como disquetes, tarjetas de sonido o unidades de cinta siguen empleando este mecanismo.

Señal de solicitud de interrupción (IRQ)

Una interrupción no es más que una señal que se le envía al microprocesador indicándole que debe interrumpir la ejecución actual y ejecutar un código específico. Mediante una interrupción se detiene temporalmente la ejecución de un proceso con el objetivo de ejecutar una subrutina, generalmente del sistema operativo o del BIOS. Al finalizar la ejecución de esta subrutina, el programa interrumpido continúa su ejecución.

Las interrupciones se realizan mediante el envío de una señal al CPU, llamada señal IRQ (del inglés Interrupt Request)., por un dispositivo periférico. Por ejemplo, cada vez que oprimimos una tecla en el teclado o movemos el mouse se genera una IRQ solicitando la atención de estos periféricos por el CPU.

Inicialmente el mecanismo empleado por el CPU para saber si un periférico necesitaba su atención, era comprobar constantemente los periféricos. Este mecanismo era muy ineficiente ya que exigía un trabajo constante del CPU. La solución fue implementar las señales IRQ, de esta manera se delega al periférico la solicitud de la atención del CPU.

Direcciones de memoria

El direccionamiento de memoria en el sistema se realiza mediante la ubicación de información o instrucciones en algún espacio de memoria. Este espacio de la memoria es identificado con un número en sistema hexadecimal. Las direcciones de memoria funcionan de manera parecida a una hoja de cálculo, cada celda es identificada por un número y en estas se escriben las instrucciones. De esta manera el sistema puede solicitar escribir datos en la dirección de memoria 400. Esto le facilita volver acceder a esta información de manera organizada y controlada.

Direcciones de entrada y salida

Las direcciones de entrada y salida son conocidas comúnmente como puertos. El CPU los utiliza para acceder a los dispositivos de hardware conectados al ordenador. En la placa base, el bus de direcciones, se emplea para guardar estas direcciones de entrada y salida. Por ejemplo, para comunicarse con el mouse, el CPU coloca dentro del bus de direcciones la dirección de entrada y salida de este dispositivo.

Todos los dispositivos conectados al ordenador estarán pendientes de las órdenes del CPU cuando este solicite el uso de alguno emitiendo una dirección de entrada y salida. Una vez que el CPU emite esta dirección, el dispositivo solicitado identifica que es su dirección de entrada y salida y es el que se comunica con el CPU. Es decir, todos los dispositivos escuchan las solicitudes del CPU mediante la emisión de direcciones, pero solo uno responderá a la solicitud

Errores asociados a los recursos del sistema

Generalmente los errores asociados a los recursos del sistema se emiten por poca o ninguna disponibilidad de los mismos. De esta manera, un programa que necesite de mucha memoria RAM para su ejecución puede emitir un mensaje de “memoria insuficiente” y cerrarse. O usted puede desear imprimir un documento y no tener a disposición ninguna impresora.

Si desea saber que programa está haciendo mayor uso de la memoria, puede consultar el administrador de tareas. Presionando la combinación de teclas Ctrl+Shift+Esc tendrá acceso rápido a esta herramienta.

Administrador de tareas para ver el uso de los recursos del sistema.

Aquí tiene información del uso del CPU que está haciendo un proceso determinado y la memoria que consume. Si el uso de la memoria por un proceso es demasiado alto, y este no es un proceso del sistema, usted puede terminarlo y así liberar la memoria ocupada.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.