Saltar al contenido

¿Qué es una Experiencia Inmersiva?

Experiencia inmersiva.

Existen diversas tecnologías en el mundo de hoy que intentan acercar los mundos virtuales a la realidad. Entre estas tecnologías tenemos la realidad virtual y la realidad aumentada. La primera hace que nos adentremos totalmente en mundos generados por ordenador donde las posibilidades son infinitas. La segunda tiene muchas más aplicaciones prácticas.

Esta puede agregar información virtual sobre espacios del mundo real, para así complementar el entorno con información extra. Además, existe la tecnología de realidad mixta, la cual busca combinar la tecnología de realidad virtual y realidad aumentada. El objetivo de esta última es lograr que una experiencia inmersiva sea lo más realista posible. Es decir, que le sea difícil al usuario diferenciar la realidad de lo virtual. Pero, ¿qué es una experiencia inmersiva? Si quieres conocer la respuesta a esta interrogante te invito a que continúes leyendo. Ya comenzamos.

Tabla de contenidos


Definición de experiencia inmersiva

Una experiencia inmersiva es aquella interacción de un usuario con un ambiente virtual generado por ordenador al cual se sumerge totalmente. Durante esta experiencia se transmite una sensación de realidad al usuario interactuando con los sentidos del mismo. En este tipo de experiencias tiene mucha participación la tecnología de realidad mixta.

Esto se debe a que esta última permite grandes niveles de interacción del usuario. Esta interacción se logra en ambientes combinados donde lo real y lo virtual se entremezclan. En este amasijo de realidad y virtualidad, es bastante difícil definir dónde termina una y comienza la otra. Ese es el objetivo de la «computación inmersiva«, que las sensaciones de haber vivido una experiencia real por parte del usuario sean el resultado de todo el proceso inmersivo.

Características de una experiencia inmersiva

Las experiencias inmersivas tienen diferentes características a raíz de los avances tecnológicos acumulados durante décadas de investigación y desarrollo.  Esto ha hecho posible que las tecnologías inmersivas estén al alcance de casi cualquier persona que quiera disfrutar de ellas.

El enfoque adoptado para tener una experiencia inmersiva los más real posible, está dividido en dos partes. La primera está orientada hacia las tecnologías involucradas en el proceso. Por otro lado, la segunda tiene que ver con la adaptación, interacción y modificación sensorial del usuario.

Tecnologías

Durante una experiencia inmersiva la tecnología interactúa y modifica la percepción sensorial. Esto se hace con el objetivo de ubicarlo en un nuevo espacio tiempo. Para lograr esto es necesario combinar tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada. No obstante, también pueden ser empleadas otras tecnologías como la interfaz cerebro computadora BCI (del inglés Brain–Computer Interfaces). Esta última es una tecnología donde un ordenador interpreta información neural directamente del cerebro de una persona.

Interfaz cerebro computadora.

Otras características tecnológicas de una experiencia inmersiva es la inclusión de imágenes y videos para simular una realidad física e incluso interactuar con ella. Todo lo anterior describe lo que se conoce como una realidad mixta.

Esta realidad mixta emplea tecnologías de realidad virtual y aumentada para crear una realidad alternativa que vaya a la par de la realidad física. Estas dos últimas tecnologías son las más utilizadas para lograr crear una experiencia inmersiva lo más realista posible.

Manipulación sensorial

Una experiencia inmersiva va más allá de la simple visualización de entornos virtuales y reales. Para cercar la experiencia a niveles lo más cercanos a la realidad es necesario manipular otros sentidos del usuario, como el gusto, el olfato y el tacto.

Las vivencias obtenidas de una experiencia inmersiva utilizan los sentimientos y emociones generados de estimulaciones sensoriales específicas. Por esto podemos afirmar que durante la experiencia existen modificaciones y adaptaciones sensoriales del usuario.

Para lograr esto se emplean dispositivos para la estimulación visual y auditiva en primer lugar, además de accesorios psicomotrices. Otras líneas de investigación también apuestan por la modificación de otros sentidos, como el tacto, el olfato y el gusto. Nuestro cerebro registra todas estas modificaciones sensoriales aumentando la interiorización del contenido y engañándolo para aceptar que la experiencia vivida fue totalmente real.

Manipulación sensorial en una experiencia inmersiva.

El usuario es aislado totalmente del mundo real durante la experiencia inmersiva. Estos pueden explorar ambientes virtuales en tres dimensiones además de interactuar con todo este contenido generado por un computador.

Avances en la interacción con los sentidos

Como ya planteamos durante las experiencias inmersivas la manipulación de nuestros sentidos juegan un papel determinante en el nivel de realidad de la experiencia. En cuanto al sentido de la vista, los dispositivos permiten rotar y ajustar la imagen a partir de la posición y los movimientos de la cabeza y el cuerpo. El objetivo es lograr un campo visual de 360 grados, sin la cual no podría ser posible una percepción visual perfecta.

Por otro lado, tenemos efectos de sonidos transmitidos mediante cascos de realidad virtual que también contribuyen a la ubicación espacial de un determinado objeto. Una vez se combinan los efectos de sonido de alta calidad con las imágenes, hacen que el usuario se sumerja por completo en la experiencia y se aísle totalmente de la realidad.

El sentido del tacto también es incluido en la interacción con la realidad mixta. En este sentido, la retroalimentación háptica hace que un usuario interactúe realísticamente con un objeto en 3D dentro del entorno visual. Esta retroalimentación se logra mediante vibraciones, ultrasonidos, electroestimulación o retroalimentación térmica.

En un escenario aún más avanzado de estimulación sensorial, investigadores han logrado transmitir sabores de manera virtual. Esto se logra aplicando impulsos eléctricos a través de un dispositivo que estimulan los sensores gustativos y son interpretados por el cerebro.

Componentes que interactúan durante una experiencia inmersiva

Para lograr establecer un entorno totalmente inmersivo e necesario la combinación de varios componentes.

En primer lugar, está el lenguaje de modelado de realidad virtual VRML (del inglés Virtual Reality Model Language). Este lenguaje es el que se emplea en internet para describir los ambientes virtuales. El lenguaje VRML es equivalente al HTML, haciendo posible navegar en el mundo virtual en 3D generado.

En segundo lugar, tenemos la percepción. Esta permite al usuario confundir sus sentidos para creer que se encuentra en espacios tridimensionales reales. Estos espacios virtuales pueden ser creado atendiendo a diferentes temas. Pudiendo ser enfocados hacia la educación y desarrollo de entornos de aprendizajes grupales.

El otro elemento es la interacción con el mundo virtual. Este define la capacidad del usuario de interactuar con el entorno. El ordenador interpreta gestos, reconocimientos del habla o una interfaz cerebro computadora que envíe señales sinápticas.. También se pueden utilizar plataformas que integren diferentes sensores utilizados para el desplazamiento. Estas plataformas estáticas permiten a los usuarios desplazarse, saltar o agacharse en el entorno virtual sin cambiar de lugar en el entorno físico real.

Por último tenemos el componente de software. Este se encarga de generar el entorno virtual y agregar las órdenes generadas por la interacción sensorial con los usuarios. Existen muchos software en este entorno desarrollados sobre diferentes sistemas operativos. El objetivo principal es contar con software que generen una respuesta en tiempo real precisas a cada orden, para no agregar latencias en los comandos que puedan eliminar el realismo de la experiencia inmersiva.

Aplicaciones de las experiencias inmersivas

Sectores específicos solo eran los que utilizaban esta tecnología en los inicios. Actualmente se ha expandido a casi cualquier campo de la ciencia. Este tipo de interacciones virtuales han revolucionado el campo del entretenimiento y el ocio. Aplicada en videojuegos prácticamente reales, en el cine para adultos o el arte, transportan a los usuarios a realidades paralelas con posibilidades infinitas.

En el campo de la medicina esta tecnología puede y está revolucionando tratamientos quirúrgicos. Además, puede ser usada como terapia ocupacional para tratar distintos trastornos del comportamiento.

En el ámbito del desarrollo industrial, esta tecnología puede contribuir al diseño de prototipos. Antes de ser producidos, estos prototipos virtuales pueden ser modificado y adaptados al uso. Esto reduciría costos y aumentaría la calidad de estos productos.


Artículos relacionados que te podrían resultar interesantes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.