Saltar al contenido

Calidad 4.0 para la Captura Real del Valor Añadido

Herramientas digitales para la captura real del valor añadido

Para desplegar el enfoque de Calidad 4.0 será necesario la aplicación de herramientas digitales para la captura real del valor añadido.

¿Qué sucede frecuentemente en el escenario empresarial? De acuerdo con LNS Research (2017, pág. 4):

[…]” muchos equipos de calidad todavía están intentando resolver los problemas de ayer […]”.

QUALITY 4.0 IMPACT AND STRATEGY HANDBOOK. Getting Digitally Connected to Transform Quality Management

Quality 4.0
Quality 4.0

Hoy la web 2.0 ha propiciado un intercambio bidireccional y colaborativo. La inmediatez es una de las variables principales de la comunicación online, ya que se sirve de canales directos que prescinden de intermediarios.

Se ha dejado atrás el papeleo y la burocracia en el ámbito de la comunicación. La comunicación tiene lugar en tiempo real.

Al decir de Fontalba (2020): “ya no existen las figuras del emisor y receptor: todo el mundo puede ser ambos al mismo tiempo. El feedback es el gran protagonista […]”. 

En consecuencia ha proliferado un conjunto de herramientas digitales (soportadas en tecnologías maduras y de avanzadas) que tienen diversos objetivos, en función del incremento de la competitividad del negocio, tales como:

  • ofrecer una mejor experiencia al cliente;
  • ser más eficiente los procesos del negocio;
  • obtener mejores datos y análisis avanzados para tomar decisiones fiables,
  • ser más ágil y adaptarse a los cambios del mercado antes que los competidores;
  • participar de un ecosistema digital de proveedores y socios.

Herramientas Digitales para Impulsar la Calidad 4.0

La mirada de las plataformas de marketing digital, no está en el producto sino en la experiencia del cliente y como se conoce un producto  y (o) servicios es de calidad si satisface los requisitos del cliente.

Estas plataformas  mediante diversos canales (búsqueda y análisis de palabras clave, inteligencia competitiva online, analítica y comparativa de perfiles de social media entre otras), benefician  la interactividad con el público.

Pero estos públicos pueden interactuar, opinar e indicar a otras personas con solo algunos clics, aumentando el engagement con las marcas, igual que sus requisitos.

Forrester Consulting (2015, pág. 2) ha analizado:

“en la era del cliente, estos controlan sus interacciones con las empresas. Inundados con fuentes interminables de información, los clientes esperan tener un acceso listo a contenido que tenga una relevancia personal en el contexto de lo que hacen y que esté disponible en todo momento, en cualquier lugar y formato en el dispositivo que elijan […]”.

Conforme con este pensamiento, la autora enfatiza que los datos son el punto de partida para todos los análisis que se realicen sobre gestión de la calidad en las organizaciones.

Para maximizar los resultados obtenidos de su procesamiento dependerá principalmente de las capacidades de tecnologías de avanzadas que cada empresa haya podido implementar en la gestión personalizada de los clientes.

Big Data y la Analítica en la Calidad 4.0 como Valor Añadido

Es en esa dirección que el Big Data y la analítica resalta como una tecnología de avanzada de alto impacto.

Su aplicación contribuye entre otros beneficios a la segmentación actitudinal avanzada que incluye el análisis de los comentarios que dejan los clientes en las redes sociales, las relaciones con otras personas e imágenes que dejan en internet para interpretar, por ejemplo, los criterios de decisión de compra, motivos de elección de una marca, momentos de consumo, otros aspectos.

Entonces, sin dudas, para optimizar la efectividad de la captura real del valor añadido en las organizaciones del siglo XXI y generar calidad, los decisores deberán diseñar estrategias que los conduzcan a la aplicación de tecnologías de avanzadas (inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada, impresión 3D, otras tecnologías).

El enfoque de Calidad 4.0 favorece este objetivo El camino es complejo y requerirá, entre atrás acciones, de una trasformación digital de los procesos de negocio para desarrollarla. ¿Para qué? Para satisfacer y anticiparse a las preferencias del cliente.  


Artículos relacionadas que te podrían resultar interesantes:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.