Saltar al contenido

Impactos de la Industria 4.0 en la Gestión de la Calidad

Impactos de la industria 4.0

La industria 4.0 o cuarta revolución industrial ha generado una revolución de la gestión desde la raíz. Las tecnologías emergentes (de avanzadas o 4.0) se han convertido en el motor impulsor de un cambio profundo a nivel organizacional. En particular los impactos de la industria 4.0 en la gestión de la calidad  son significativos porque permiten planificar, operar, evaluar y mejorar los procesos del negocio con la flexibilidad y agilidad requerida por el mercado y el nuevo cliente, mediante el uso de esas tecnologías.

Las transformaciones derivadas de esos impactos, en el sector empresarial,  se traducen en Calidad 4.0 que significa que los actores de la cadena de valor reciben en “tiempo real”, mediante la aplicación de tecnologías emergentes, indicaciones de los procesos por cada línea de negocio y sus resultados para tomar decisiones ágiles, fiables, preventivas y proactivas que satisfacen las necesidades y preferencias del CLIENTE 4.0 y de otras partes interesadas pertinentes al ecosistema digital.

Asociado a la Calidad 4.0, algunos de los objetivos que se deberán formular (de acuerdo con las características intrínsecas de la empresa analizada y de su contexto externo) para cristalizar este enfoque en este sector, son por ejemplo:

Planificación para la Calidad 4.0

Impactos de la industria 4.0
  • Desarrollar una estrategia, así como liderazgo para la Calidad 4.0.
  • Ejecutar inversiones económicas para aplicar las tecnologías 4.0.
  • “Automatizar” la prevención al contar con procesos “inteligentes”, así como adaptables que reaccionan en tiempo real y eviten la producción de no conformidades.
  • Analizar la información disponible en el ecosistema digital de la empresa para anticipar las demandas del cliente.
  • Desarrollar el marketing digital.
  • Mejorar la experiencia del cliente, por la vía de personalizar los productos y servicios.
  • Integrar múltiples fuentes de datos para que el cliente pueda realizar comparaciones de precios, calidad del servicio y rendimiento del producto.
  • Impulsar la innovación colaborativa.

Operación de los procesos del negocio

  • Realizar la hibridación del mundo físico y digital.
  • Disminuir la intervención manual.
  • Aplicar modelos predictivos y prescriptivos en los análisis de los procesos.
  • Fomentar el entrenamiento del personal de operaciones mediante la realidad virtual y aumentada.
  • Crear prototipos de nuevos productos mediante la impresión 3D.
  • Aplicar la visión artificial y otras tecnologías emergentes en el control de la calidad planificado.
  • Desarrollar el mantenimiento predictivo.
  • Disponer de tecnología de almacenamiento y procesamiento de datos estructurados y no estructurados para el sistema de información (BI-Analítica y Big Data).
  • Implementar tecnologías de ciberseguridad para la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información en la cadena de valor.

Evaluación y mejora

  • Supervisar el rendimiento de los equipos, a través del internet de las cosas, para evaluar la disponibilidad de los materiales y controlar el consumo de energía.
  • Analizar y mejorar el desempeño de los procesos a través de BI-Analítica y Big Data.
  • Monitorear constantemente el mantenimiento proactivo de los productos mediante los análisis proporcionados por los sensores colocados en ellos para maximizar su utilización.
  • Realizar diagnósticos remotos para reducir costes.
  • Ejecutar auditorías a través de la web.

En resumen, en el contexto de la cuarta revolución industrial, la gestión de la calidades el “Conjunto coordinado y sistemático, por la ALTA DIRECCIÓN,  de acciones de planificación, operación, evaluación y mejora en toda la cadena de valor, sostenidas en las tecnologías emergentes y dirigidas a establecer la política y objetivos de la Calidad 4.0”.

Entonces estos objetivos deberán contribuir a la satisfacción de los requisitos del CLIENTE 4.0, es decir a la disminución de costes, el incremento de la interactividad, mayor grado de personalización, más inmediatez y simplicidad para adquirir desde cualquier lugar los productos y servicios demandados .

¿Por qué? Porque el CLIENTE 4.0 esta hiperconectado para comunicarse, interactuar e influirse mutuamente; es más exigente para decidir comprar por la posibilidad de poder elegir entre diferentes ofertas previamente comparadas y dispone de mayor información desde cualquier sitio mediante el efecto nube. ¿Para qué? Para el aumento de las utilidades y/o beneficios previstos en la empresa con sentido de sostenibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *