Es un hecho que cada día son más las empresas “de países desarrollados” que implementan la modalidad del trabajo desde casa bajo el uso de las TICs como principal motor impulsor de los procesos internos que se desarrollan, como son mercadeo, control, investigación, compras, entre otros. Teniendo en cuenta que dos de las principales variables que determinan el grado de competitividad de las empresas son Calidad y Costos, en comparación con una empresa convencional de trabajo que tiene que afrontar riesgos (Accidentes laborales, contagios) y gastos (planilla de luz, agua, uso de equipos informáticos), este tipo de empresa logra una reducción importante de costos asociados que les permite “hacer más con menos” y por ende, ser más competitivos.

En lo personal guardo esperanza de que el número de empresas de países en vía de desarrollo crezca y adopte esta filosofía de trabajo como uno de los nuevos paradigmas en la gestión empresarial.

Responder