Saltar al contenido

Cuarta revolución industrial y administración pública

Cuarta revolución industrial y administración pública
Revolución Industrial
Créditos de imagen: “Christoph Roser at AllAboutLean.com

Cuarta revolución industrial y administración pública. Varios son los ejemplos de aplicación de las plataformas tecnológicas en este escenario, tales como:

  • Nuevas exigencias de uso de metodologías Building Information Modelling en los pliegos de licitación de infraestructura pública
  • La emisión de insignias digitales basadas en cadenas de bloques que permiten certificar talentos y competencias profesionales
  • Generación, recogida, almacenamiento, procesamiento, distribución y análisis de datos mediante el big data para la adopción de decisiones y articulación de políticas públicas
  • En el sector de la salud la atención virtual demuestra su potencial de perfeccionar los procesos de diagnósticos
  • Las pruebas de esquemas ágiles de regulación permiten el aprendizaje rápido y trabajo en conjunto entre empresas, reguladores y usuarios.

Cuarta Revolución Industrial: fusión de tecnologías

La cuarta revolución industrial se caracteriza por una fusión de tecnologías que trasciende al cambio tecnológico y toma como principios básicos la automatización y la digitalización.

Actualmente se reconoce que la cuarta revolución industrial:

  • Transforma la sociedad y su manera de vivir
  • Establece comunicación autónoma del comportamiento en tiempo real de toda la cadena de valor
  • Conectan el mundo físico con el virtual a través de sensores e internet

“Esta revolución generará millones de nuevos empleos para aquellos que posean las capacidades y la formación adecuadas. Uno de los mayores desafíos para los gobiernos y las empresas es formar la fuerza laboral del futuro y, al mismo tiempo, ayudar a los trabajadores de hoy a hacer la transición a esta nueva economía”, Klaus (2016).

Para mas conocimiento del tema vea La Cuarta Revolución Industrial

Pero América Latina y el Caribe necesitará crear una industria de contenidos, servicios y aplicaciones innovadoras que les permita generar riqueza para realizar un cambio estructural y dejar de transferir riqueza al primer mundo a través de la utilización de plataformas foráneas.

Subirse a este tren tecnológico de alta velocidad de la Cuarta revolución industrial con la nueva administración

La cuarta revolución industrial es más que un cambio tecnológico. Esta transformará el cuerpo y la mente de todos los actores de la sociedad y les retará para asumir una conducta humanista y ética.

pexels-christina-morillo-1181341-scaled

Gutiérrez y Halloran (2018) refuerzan los criterios anteriores: “la cuarta revolución industrial dará nueva forma al poder económico, al liderazgo científico y la arquitectura de las cadenas de valor, así como las formas futuras de organización política […]” y “tenemos que garantizar que las tecnologías que impulsan la siguiente fase de la globalización estén centradas en el ser humano e impulsadas por valores positivos.

Descubra como La cuarta revolución industrial impulsa la globalización.

Los países de América Latina y el Caribe tendrán un reto apremiante para transformar el aparato burocrático de la administración pública que los caracteriza.

Se necesitará entonces de forjar el futuro y comprender que no hay otra opción que subirse a este tren tecnológico de alta velocidad. ¿Para qué? Remover y transformar su modelo organizacional y rediseñar los perfiles de los servidores públicos para potenciar los beneficios que le son inherentes.

Facilitar y mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos es hoy un imperativo. Entonces estaremos de acuerdo que no hay otra opción. La capacidad de la administración pública de adaptarse, determinará que los hombres y mujeres tengan aspiraciones y esperanzas de vivir en una América Latina y el Caribe vestida de prosperidad hacia el desarrollo sostenible.


Artículos relacionadas que te podrían resultar interesantes: