Saltar al contenido

Los Derechos de Autor en Internet y Medios Digitales, Funcionamiento del DRM

Los Derechos de Autor en Internet y Medios Digitales, Funcionamiento del DRM

Tabla de contenidos


Derechos de autor en medios digitales

De seguro en alguna ocasión te ha ocurrido que deseas acceder a un contenido multimedia desde tu ordenador o teléfono y te es imposible. Generalmente se muestran mensajes de error informando que no tienes acceso al recurso solicitado. También puede haber pasado que un grupo en WhatsApp o Telegram del que eres asiduo haya sido cerrado de improvisto y veas un mensaje informándote de que fue cerrado por violar los derechos de autor.

Pero, ¿por qué ocurre esto? ¿Quién se encarga de regular que no se violen los derechos de autor en publicaciones digitales? Para controlar que no se violen los derechos de autor en medios digitales se emplean ciertas tecnologías. Este grupo de tecnologías se conoce como Gestión de Derechos Digitales DRM, si quieres conocer qué es DRM y cómo evitarlo, te invito a que continúes leyendo. Ya comenzamos.

¿Quién gestiona los derechos de autor en internet o medios digitales?

Gestión de Derechos Digitales DRM (del inglés Digital Rights Management) es un conjunto de tecnologías para limitar el uso de dispositivos digitales y medios a personas no autorizadas. Los programas anticopia, como también se le conoce a DRM, son empleados mayormente por editoriales y titulares con el objetivo de preservar los derechos de autor.

Este término también se emplea para referenciar restricciones de dispositivos u obras digitales. La gestión de derechos digitales está unida en alguna medida con la protección de copia y piratería de software informático. No obstante, el término DRM se emplea en mayor medida para la protección de obras creativas como libros, música, películas e imágenes.

Donde y porque se aplica la Gestión de Derechos Digitales DRM

Actualmente DRM solo es aplicada sobre medios digitales. En el mundo moderno el contenido digital es el medio de difusión más extendido a nivel global. Este tipo de contenido desplazó a prácticamente la nada el contenido analógico. Esto se debe a que es posible replicar cualquier obra digital sin prácticamente ninguna pérdida de calidad. Además, la difusión de contenido digital es por mucho superior, y con el uso de internet prácticamente ilimitada.

En contraparte, el contenido analógico pierde calidad en cada copia realizada y en su uso diario. Esto conlleva a que, internet y las herramientas para difundir archivos digitales simplifique la distribución digital de obras con derechos de autor.

La distribución de copias digitales perfectamente iguales a la original supone un golpe comercial para la industria de medios de difusión. Imaginemos que un amigo compra una versión original de nuestro juego de consola favorito, pues es posible, con las herramientas concretas, copiar este juego y disfrutarlo, sin pagar nada.

Aplicación de DRM

Las compañías que controlan la transmisión de contenido digital tienen un esquema de negocio bien definido. En principio, estas deben obtener una remuneración por cada copia de un trabajo digital de su propiedad, y en ocasiones por cada uso que se dé a esa copia. Estas empresas crearon la Gestión de Derechos de Autor DRM para controlar la distribución y duplicación del contenido digital.

Los mecanismos de control son muchos, pero todos confluyen en los mismos principios y proceder.

  • Se detecta el acceso a una obra determinada . Se registra el momento de acceso y bajo qué condiciones se realizó, y esta información es enviada al distribuidor legal de la obra.
  • El proveedor autoriza o deniega el acceso o uso de la obra digital de acuerdo a condiciones establecidas. Estas condiciones son inapelables por parte del consumidor.
  • Se establecen un conjunto de restricciones y condiciones si el acceso o uso de la obra digital es aprobado. Estas condiciones son inapelables y pueden ir en detrimento del autor de la obra y el público en general.

¿Dónde se encuentran los DRM?

Prácticamente todos los dispositivos modernos tienen restricciones DRM, y en muchas ocasiones no se informa al consumidor de las consecuencias aparejadas a esto. Muchos dispositivos están protegidos con componentes electrónicos de computación confiable, que los restringen el uso de contenido digital a nivel de hardware. Y no solo se refiere a ordenadores, también podemos encontrar reproductores de DVD, consolas de videojuegos, televisores, impresoras y teléfonos inteligentes.

Algunos proyectos de ley han intentado establecer prohibiciones respecto al hardware de reproductores de contenido digital. Según estos proyectos se debe prohibir la producción y comercialización de cualquier dispositivo que no cuente con mecanismos de hardware que apliquen las directrices de Gestión de Derechos Digitales.

Por otro lado, también existen controles de DRM basados en softwares. Estos softwares no son lo bastante fuertes para aplicar completamente las políticas DRM. No obstante, pueden llegar a ser bastantes molestos y difíciles de sortear para realizar tareas tan simples como escuchar música en vuestro propio ordenador.

Uso de DRM en diferentes tecnologías de difusión de contenido digital

La Gestión de Derechos Digitales se emplea de diferentes formas de acurdo al tipo de contenido y la plataforma de difusión. Podemos encontrar las restricciones en el cine y la tv, en el mercado de juegos y hasta libros digitales.

DRM en el Cine

Desde el año 1966 se emplea el DRM en la distribución de películas digitales. Un ejemplo de esto fue el mecanismo de cifrado de utilizado en DVDs llamado Content Scrambling System CSS.  Este era un mecanismo de cifrado bastante simple y restringía a los fabricantes la producción de dispositivos con cualquier tipo de salida que permitiera realizar copias.

La versión Vista del sistema operativo Windows trae incluido un sistema DRM llamado Protected Media Path que incluye protección contra la reproducción de video. Este mecanismo interrumpe la reproducción de video siempre que exista algún software sin licencia ejecutándose en el ordenador. Por otro lado, esta tecnología puede cifrar el contenido de video transmitido al procesador gráfico para evitar que pueda ser copiado.

Los discos HD DVD y Blu-ray cuentan con un sistema DRM llamado Advanced Access Content System (AACS). Un consorcio de empresas, que incluyen a Disney, Intel, Microsoft, Panasonic, Warner Brothers, IBM, Toshiba y Sony ha desarrollado este mecanismo de control.

Uso de DRM en la música

La mayor vía para el consumo de música actualmente es sin dudas internet. Por esta razón, las tiendas de música en línea implementan sus propios mecanismos DRM.

La tienda itunes de Apple permite comprar música con sistemas DRM propio de Apple. Además, es posible obtener música libre de DRM. El inconveniente es que es prácticamente imposible descargar música de esta tienda sin el respectivo cliente provisto por Apple.

La gran biblioteca de música en internet, Spotify también implementa control DRM en la música que oferta. Las canciones de Spotify pueden ser utilizadas como música de respaldo o para personalizaciones, pero no puede ser distribuida libremente a raíz del control DRM.

Gestión en derechos de autor digitales en libros y documentos electrónicos

Los libros digitales también emplean mecanismos DRM para limitar su copia o impresión. Generalmente estos libros se limitan a dispositivos específicos de lecturas, y algunas editoriales toman medidas para evitar que sean copiados o distribuidos. Por ejemplo, en los libros en formato PDF, en algunas ocasiones no se puede copiar contenido hacia el portapapeles. Esto se debe a mecanismos de cifrados establecidos por DRM. Estos niveles de restricciones generalmente son especificados por las editoriales o distribuidoras del libro.

Para el control de documentos digitales, correos electrónicos y páginas web de empresas y corporaciones se emplea una variante de DRM llamada E-DRM (Enterprise digital rights management). Esta variante, también conocida como IRM (Information Rights Management) está pensada para evitar el uso sin autorización de información y espionaje industrial de documentos propietarios.

Marcas de agua

Las marcas de agua se incluyen durante la producción o distribución de los medios digitales. Estas incrustan datos etnográficamente en el contenido del video o documento. Estas marcas se usan con el propósito de registrar el dueño o el distribuidor del contenido. Además, pueden referir a la cadena de distribución o al comprador del contenido digital.

Uso de marca de agua en la  Gestión de Derechos Digitales DRM.

Las marcas de agua no pueden considerarse mecanismos DRM completamente. Pero estas son técnicas complementarias DRM para proporcionar pruebas legales de gestión de derechos.

Conclusiones

Es necesario comprobar si el contenido digital que consumimos diariamente está sujeto al control DRM. No estar claro de esta situación podría traernos consecuencias en cuanto al acceso a ciertos espacios multimedia y de información. Generalmente cuando un usuario incurre en violación de los derechos de autor, es baneado del espacio donde se ha cometido la infracción. Por tanto, si queremos continuar con el acceso a las plataformas de distribución de contenido, es mejor informarnos del uso de DRM y evitar violarlo.


Artículos relacionados que te podrían resultar interesantes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.